lunes, 30 de noviembre de 2009

CELEBRAMOS EL ADVIENTO




La palabra adviento proviene del latín adventus, que significa: llegada. En la concepción pagana, la divinidad venía una vez al año, en un día determinado, a habitar en su templo. Esta presencia de la divinidad era considerada como una bendición de la deidad, una benevolencia de su dios.

El Adviento cristiano tiene dos finalidades claras que inciden en nuestras vidas, pues de lo contrario, no alcanzaremos el objetivo para el que fue instituido. Uno, la vivencia de la vuelta de Jesús, Él vino, pero volverá. Otra, prepararse en
profundidad a la celebración del nacimiento de Cristo, el Salvador de la humanidad.





video

0 comentarios:

Publicar un comentario